Top Peliculas Series Torrent
¿Cómo descargar?
La última carta de amor
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Loading...

Calificacion 5.7
Género:

Drama/ Romance

País: Reino Unido
Duración: 110 min.
Año: 2021
Director: Augustine Frizzell
Reparto:
Felicity Jones, Shailene Woodley, Callum Turner, Nabhaan Rizwan, Joe Alwyn, Ncuti Gatwa, Vilhelm Blomgren, Christian Brassington, Joakim Skarli, Ann Ogbomo, Alfredo Tavares, Manoj Anand, Xander Turian,

La última carta de amor

The Last Letter from Your Lover
Opciones de descarga Servidor Idioma Tamaño Contraseña
Descargar Utorrent Latino 1.85 GB
Descargar Fembed Latino 1.03 GB
Descargar Streamtape Latino 1.03 GB
Descargar Otro Latino 0.78 GB

Ellie Haworth (Felicity Jones) es una ambiciosa periodista que descubre un tesoro de cartas secretas de amor de 1965 y decide resolver el misterio de esta aventura prohibida. A medida que descubre la historia que hay detrás de Jennifer Stirling (Shailene Woodley), la mujer de un acaudalado empresario, y Anthony O’Hare (Callum Turner), el periodista financiero nombrado para cubrir su vida, la historia de amor de la propia Ellie comienza a desarrollarse con la ayuda de un archivista serio y adorable (Nabhaan Rizwan) que la ayuda a localizar más cartas. La última carta de amor

 

Critica:

*Amores prohibidos

Jennifer Stirling (Shailene Woodley) es una mujer guapa, rica y joven que está casada con un exitoso hombre de negocios. Un tipo que puede colmar todos y cada uno de sus deseos, exceptuando el más simple y valioso: amor. Por ello cuando por azares del destino el periodista Anthony O’Hare aparece en sus vidas, la cuadriculada y racional vida de Jennifer salta por los aires. Son los años sesenta y Jennifer se ha enamorado de un hombre divorciado, muy alejado del entorno conservador en el que ella se mueve.

Este es el punto de partida de La última carta de amor. Otra apuesta por el cine romántico, a la que su directora le suma un montaje alterno con dos líneas temporales. Ya que será Ellie Haworth (Felicity Jones), una avispada periodista, la que azarosamente descubra una carta sellada en los sesenta. Una carta entre los dos amantes que empujará a Ellie a investigar la historia, para saber qué fue de los dos enamorados.

Un juego temporal entre el pasado y la actualidad que servirá para que Jennifer acceda a su memoria extraviada. En un intento de aclarar elementos ocultos o cercenados por una sociedad opresiva, dirigida exclusivamente por la voluntad masculina.

*La nostalgia como eje narrativo

No obstante esto no se presenta desde la oscuridad, sino que La última carta de amor mira al pasado desde la nostalgia. Desde la nostalgia que pudo retar las convecciones sociales, aunque acabara muriendo sin llegar a la orilla. La añoranza de lo que pudo ser y no fue. Un sentimiento que queda subrayado con la intensa correspondencia que comparten Jennifer y Anthony, frente a la instantaneidad de las relaciones de Ellie. La última carta de amor

Y es que, aunque mero instrumento narrativo, la trama que protagoniza Ellie sirve para alentar la llama de la historia de J y Boot. Porque aunque llena de complicaciones, ellos dos consiguen comprometerse en algo, frente a la inicial anhedonia que siente Ellie. Una mujer de la que sabemos poco, más allá de su amor por su trabajo y su inestable relación con los hombres.

*Lo que se espera de una película romántica

Posiblemente, La última carta de amor ande falta precisamente de un poco más de contexto para entender algunas cosas. Por ejemplo, la directora no nos da apenas datos sobre la relación matrimonial de Jennifer. ¿Cómo ha llegado a esa situación de extrañamiento? Algo que al no haber leído la novela en la que se basa, no sé si ocurre también en las páginas de Jojo Moyes.

A pesar de ello, es una película que gustará a aquellos que tengan simpatía por las historias románticas. Con una serie de personajes “ricos y sensibles”, unas localizaciones preciosistas y una cuidada ambientación, la cinta cumple con las expectativas. Siendo además destacable su mesura a la hora de tratar los tramos más dramáticos de la historia. Y con un uso de la música no diegética elegante y no excesivamente machacón.

Sin olvidar las destacables interpretaciones de una magnética, frágil y contenida Shailene Woodley, que convence durante todo el metraje. Y una simpática, natural e ingeniosa Felicity Jones en un papel menos lucido.

*Conclusión

En definitiva, La última carta de amor cumplirá las expectativas de aquellos que disfruten de las historias románticas, cuidadas hasta el mínimo detalle. Sin importar la carga de un metraje demasiado largo, que da demasiadas vueltas hasta llegar al final. Y una trama que seguramente cuente lo mil veces contado.

Y es que su ambientación detallista, sus interpretaciones y su juego a través de dos líneas temporales tienen todas las papeletas para enganchar a aquellos predispuestos. Al fin y al cabo se trata de emociones universales que el barniz mágico del cine convierten en intemporales. La última carta de amor